¿Impacto social? Lo hacemos diario. Hagámoslo bien.

Desarrollar proyectos de impacto social no es de soñadores, es de mentes estratégicas

Estos últimos años, las circunstancias nos han demostrado lo bien que nos sale como humanos el vivir en sociedad. Terremotos, inundaciones, y ahora, el COVID-19 nos ha acercado de tal forma que las cooperaciones son rutinarias y hasta de nivel internacional.

¿Por qué entonces cuando se buscan apoyos, a lo largo del año, para desarrollar proyectos de impacto social, son muy pocos los individuos y empresas que cooperan?

Estas son las frases que más se repiten cuando hacemos esta pregunta:

· “El mundo está como está y hay que arreglar temas antes de jugar a ser un misionero.”

· “Hacer este tipo de proyectos significa que no habrá ganancias y no veremos resultados o cambios en el corto plazo.”

· “No tengo dinero y no sé de qué otra forma puedo ayudarles, luego los busco.”

Seguramente, tú que lees esto, has visto cómo nos cruzamos la calle cuando alguien con un chaleco de color fosforescente se nos acerca con un cuadernillo en mano o a lo mejor has visto también como aún hay autos estacionados frente a accesos que corresponden a los de sillas de ruedas. Por más sencillos que sean estos ejemplos, tenemos un #impactosocial con nuestras acciones.

¿A qué nos referimos con “tener un impacto social”?

Es cuando a partir de una idea convertida en proyecto tiene por objetivo causar un efecto en un grupo de personas, a nivel personal y de comunidad.

Recordemos que el ser humano tiene diferentes dimensiones, es decir, se desarrolla en varios “roles” dentro de su obra de vida. En un momento aparece con el rol del trabajador, la pareja, el amigo, el estudiante, el consejero, el individuo… en cada una de ellas se relaciona con diferentes personas. Juntos comparten esa dimensión o rol y (dándose cuenta o no) forman una comunidad.

Ok. ¿Y esto qué tiene que ver con el #ecosistemadeldiseño?

Como diseñadores de productos o soluciones, nuestra unidad principal es el ser humano. Sobre todo en su versión de #colectivo. Por supuesto que descubrimos muchos insights cuando aprendemos de su forma individual, sin embargo nos interesa cómo es su convivencia y los detalles de sus dimensiones para que desarrollemos soluciones que se adapten a ellos y no al revés (como se sigue haciendo ahora).

Actualmente los productos se diseñan para cumplir objetivos comerciales, ¿qué pasaría si en esta estrategia incluimos otros indicadores?

Estas son nuestras propuestas:

· ¿Cuánta gente ha mejorado su calidad de vida gracias a nuestro desarrollo?

· ¿Cuánta basura hemos dejado de producir?

· ¿Cómo estamos ayudando a que el humano saque su mejor versión?

En varias ocasiones nos han llamado soñadores, sueltan una risa tímida o nos dicen que es muy complicado incluirlos en su reporte anual. Realmente estos datos se pueden conseguir con la sinergia entre los equipos de marketing, inteligencia de datos e I+D. Eso sí, tan sólo se presenta un fenómeno natural o una crisis social y es cuando estos indicadores se vuelven en los prioritarios.

Dejemos de depender de las circunstancias y mejor incluyámoslos desde ahora para enfrentarlas de forma estratégica y con los equipos mejor preparados. Existen varias herramientas y marcos de trabajo que permiten a las estrategias de negocio coexistir con aquellas de impacto social. Una de ellas nos permite conocer el detalle de los contextos, el famoso análisis PESTEL.

Para utilizarla solamente necesitamos:

· Identificar el giro o el tema de nuestra área de expertise

· Tener opciones de contexto (regionales, federales o de nivel internacional)

· Escoger un grupo de personas que comparten hábitos, problemáticas o virtudes

Veámoslo con un ejemplo. En la Ciudad de México debido a la pandemia causada por el COVID-19 actualmente existen 2.4 millones de personas desempleadas. En el caso de órale! ¿cómo podremos venderles el nuevo producto más práctico y con la mejor tecnología del mundo?

Es momento de usar la herramienta PESTEL, nos ayudará a resolver las siguientes preguntas:

1. ¿Cuáles son las políticas con las que viven el día a día los desempleados ubicados en la CDMX?

Probablemente tendrán deudas pendientes o deberán cumplir con sus obligaciones fiscales o tal vez su caso aplique en alguna póliza de un seguro de desempleo.

2. ¿Cómo está el estado de salud de la economía donde se desarrolla?

La información será de temas generales, el área de expertise o el tema del proyecto nos ayudarán a delimitar cuál es la información que más insights nos dará. Por ejemplo, nos ayudará entender si cuenta con alguna posibilidad de beneficios de parte de su gobierno o del ex-patrón. También será útil saber si esta población tiene la costumbre del ahorro o más de un empleo.

3. ¿Cómo y dónde son las interacciones sociales donde se desarrolla?

Aquí descubriremos los lugares que están de moda, si las realizan en grupo, con qué frecuencia, cuánto gastan en ellos y cómo han cubierto estas actividades ahora que se encuentran desempleados.

4. ¿Qué tecnología tienen a la mano y cómo la utilizan?

Los colectivos nos mostrarán cuáles son las tecnologías más utilizadas y para qué. En este caso, tal vez la utilicen para buscar trabajo, mantenerse comunicados, escuchan música o para mantener su estado de salud actualizado.

5. ¿Cómo es el ambiente en el que se desarrolla?

Es decir, si hay zonas verdes, el nivel de contaminación, cómo se deshacen de los residuos, si es zona escolar…

6. ¿Qué temas relacionados con la legislación local podrían impactarles?

Un desempleado en México podría verse afectado por las obligaciones de los empresarios o por las nuevas condiciones de contratación.

La investigación que resuelve estas preguntas nos permite tener una visualización general del contexto al que estratégicamente se decide participar.

¿Qué se hace ahora con esta información?

Es momento de convocar al equipo y a tus herramientas de confianza para generar ideas que cumplan el reto de negocio pero quetambién aporte a alguna de las preguntas que ya investigaste. El punto de partida para tener un proyecto de impacto social ya lo tendrán a su alcance.

La herramienta PESTEL la hemos visto utilizada por mercadólogos, expertos en comercio internacional, gerentes, diseñadores estratégicos. Todos ellos la utilizan para construir su estrategia de negocio. Así que estamos seguros y hemos comprobado que también será útil para marcar la brújula y crear iniciativas para hacer de este mundo uno mejor.

En órale! diseño responsable trabajamos para que los proyectos cumplan objetivos de negocio y al mismo tiempo tengan un impacto positivo en la sociedad y el ambiente. Nos encantará desarrollar soluciones responsables con tu equipo, así que no dudes en escribirnos.

Encuéntranos en www.orale-mx.com, en linkedin y en nuestro canal de Instagram para que #retemoslocotidiano.

Sigamos iterando para sacar la mejor versión de nuestra unidad: los humanos.

--

--

--

Designpreneur, friends with objects and a zero waste design enthusiast.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Alejandra Martínez Westphal

Alejandra Martínez Westphal

Designpreneur, friends with objects and a zero waste design enthusiast.

More from Medium

Return Home with Honor

CS373 Spring 2022: Christopher Carrasco — Week 10

Eating Healthy in a Post-COVID World

Best Actress Winner Predictions (and snubs) for Oscars 2022