Un diseñador no espera a la musa. ¡Va a buscarla!

Los diseñadores necesitamos que bajen las musas para hacer lo nuestro

La respuesta es sí. Dependiendo del background y la experiencia del diseñador cambiará el tipo de musa. Personalmente, considero una musa a ése descubrimiento o idea que surge a partir de observar, escuchar y probar lo que a simple vista parece “cualquier cosa.”

Al tener como unidad de medición al usuario, es de gran ayuda explorarlo en sus diferentes dimensiones. Es decir, en cada una de sus intervenciones. Lo hará con el rol familiar, laboral, artístico, deportivo... Todo aquello que conforma su individualidad.

Esta musa desde el 2015 la tiene más sencilla (la guía).

Su área de conocimiento está aprobada por todos los estados miembros de las Naciones Unidas y lo denominaron como la Agenda 2030. Independientemente de los esfuerzos a nivel mundial por resolver los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, en caso del #diseñodeproducto son unas guías excepcionales para orientar los proyectos y aportar desde la experiencia.

La “pregunta del millón” es ¿Y qué podemos hacer nosotros?

Nosotros usamos aquellas herramientas de innovación y creatividad con responsabilidad, empatía y sin prejuicios. Los talleres y ejercicios los realizamos atentos para detectar la información que #retalocotidiano y que nos dé pistas de cómo va evolucionando la humanidad. Claro, lo complementamos con otras herramientas también como la #economiacircular y el #designthinking

La Brújula de los ODS nos presenta 5 pasos para orientar las estrategias de las empresas y aportar a alguno de los 17 ODS en cuestión.

Designpreneur, friends with objects and a zero waste design enthusiast.

Designpreneur, friends with objects and a zero waste design enthusiast.